Legendary: Tomb of the Dragon o simplemente Legendary es el título original de una película producida por América y China, en el año 2013, rodada íntegramente en 3D estereoscópico; que no llego a los cines de España, sino que directamente se estreno en algún canal de televisión (según la IMDB el 8 de junio de 2014 y me imagino que no precisamente en tres dimensiones).

Aún así se me hace muy raro que no haya sido destinada a las salas cinematográficas comerciales, pues su tridimensionalidad tiene cierta calidad. Las escenas del comienzo no son impresionantes desde el punto de vista 3D; pero en cuanto llegan los protagonistas a las afueras de China, principal escenario del film, la cosa cambia. La profundidad se nota muy bien en las inmediaciones del lago, donde está el monstruo; notándose hasta el vacio. También se notan las emergencias, aunque no es una película de emergencias extremas, sino más bien de profundidad espacial real (acorde con las distancias a las que están los objetos al observador virtual).

No obstante tiene unas tres o cuatro escenas notables. Por ejemplo, la primera vez que aparece el críptido en escena y Travis va tras el por todo el bosque. Con cruces de ramas por delante de la pantalla y, por supuesto, también la cola del dragón (más bien una lagartija gigante). Otras secuencias son: las bandas de plástico que delimitan el área donde están las pisadas del dinosaurio, para que nadie pase; y, hacia el final, cuando la cabeza del criptido asoma fuera de la pantalla, dentro de la cueva.

Todo esto lo hace merecedor de un 7 y la nota no es más alta porque no hay más escenas fuertes. A pesar de ello, se disfruta de lo lindo con su tridimensionalidad, pues es muy real en cuanto a las distancias y para nada da la impresión de estar viendo una película proyectada en una pantalla. El film es entretenido y cumple su papel.

Mañana hablaré de Doctor Extraño, una película con un 3D impresionante.

Puntuación: (7/10)

★★★★★★★★★★