Gog es una película estadounidense rodada en 3D en el año 1954. Yo ya la había visto en una versión anaglífica, aunque no se apreciaban bien algunos efectos (muy probablemente fuera una captura de un video VHS). Por eso me sorprendió enormemente encontrarla en Bluray 3D, era una gran oportunidad para apreciar cómo eran de buenos los efectos 3D, especialmente en la mejor secuencia de la película.

El Bluray, que salió en marzo de este año, es una restauración de la película. Viene en ingles sin subtítulos. No obstante, está en circulación una versión SBS y existen unos subtítulos en castellano (pero no para este ripeo, por lo que para usarlos hay que sincronizarlos). La fase estereoscópica es la estándar: la imagen izquierda primero. Digo esto porque siempre hay gente que cuando nota poco efecto 3D le da por invertir la fase estereoscópica y si se hace esto desde el principio la película puede engañar, ya que los títulos del comienzo se ponen muy por delante. Hay gente que considera esto lo normal, sin embargo muchas veces no es así y este es un buen ejemplo de ello.

Otro podría ser la película Parasite, del año 1982, en la que sale una casi debutante Demi Moore. En ella las letras del título parasite avanzan desde dentro de la pantalla, pero nunca llegan a salir de ella (si salen es que la fase estereoscópica está invertida). Con la fase estereoscópica mal los efectos saldrán muy raros, mareantes, con doble imagen y no se notarán. Sin embargo, con la fase correcta, observaremos unos grandísimos efectos, pues Parasite tiene un 3D muy fuerte.

Conocer si la fase estereoscópica está o no invertida no es muy fácil, hay que fijarse en escenas con gran profundidad, ya sea positiva o negativa. La fase indica a que ojo debe ir cada imagen, y es lo que define los efectos. Si las imágenes van a los ojos equivocados, los efectos 3D se verán a la inversa: lo que es fondo pasará a primer plano y viceversa. En otras ocasiones lo que ocurrirá es que no se notarán los efectos 3D o se notará cierto mareo. Se puede hacer un pequeño entrenamiento invirtiendo la fase en películas donde se conozca la fase correcta y observar cómo se ven, para ser capaces de poder detectar esa situación.

En Gog inicialmente la fase puede ser muy engañosa, ya que los relojes de la cámara criogénica dan la impresión de tener más relieve con la fase invertida; no obstante, cuando desde dentro de la cámara de frio se observa el centro de control a través de cristal de la ventana de inspección, se nota que el reloj de la pared del fondo se coloca a la altura del cristal de la ventana, algo que es incorrecto. La escena más fuerte de la película, se observa mal con la fase invertida, como con doble imagen y algo mareante.

Las escenas de los títulos de crédito iniciales son planas, con lo que no salen fuera de la pantalla. Pero si se invierte la fase, se llegan a colocar muy por delante. En realidad, lo que ocurre es que toda la imagen avanza en plano hacia delante. Estas imágenes pueden sorprender un poco porque se ve el lanzamiento de un cohete y una estación espacial, dando la impresión de que se trata de una película de aventuras en el espacio. Nada más lejos de la realidad; ya que toda la película transcurre en unos laboratorios secretos subterráneos donde se llevan a cabo experimentos, que tienen por objeto probar ciertas técnicas que ayuden al hombre en los viajes espaciales de larga duración y la construcción de una estación espacial.

La tridimensionalidad es buena en el sentido de una profundidad muy bien definida, en la que normalmente no hay mucha salida, excepto en ciertas secuencias donde llega a ser muy fuerte. El diseño de los escenarios ayuda a crear una buena sensación de profundidad, incluso dentro de los despachos y laboratorios, al ser de buen tamaño. Simplemente quitándose la gafas, viendo como se vería en 2D y poniéndoselas nuevamente se comprueba que la profundidad está muy bien definida. Ni comparación con la imagen 2D. Por eso, cuando llegan los platos fuertes, nadie se los espera y se disfrutan doblemente. En especial con la escena más fuerte de la película, protagonizada por uno de los robots.

En los laboratorios hay dos robots gemelos de cinco brazos: Gog y Magog. El título de la película puede hacer creer erróneamente que el malo del film es dicho robot, cuando en realidad solo interviene al final de la misma. Es más, Magog tiene más protagonismo que Gog; sobre todo en lo que respecta al 3D, ya que interviene en la escena de mayor tridimensionalidad. En una de las demostraciones de las habilidades de los robots, Magog coge un destornillador y, siguiendo instrucciones, se lo entregará a la persona que extienda la mano. En la secuencia se ve a Magog que avanza con el destornillador en unos de sus brazos, el robot se queda quieto dentro de la pantalla, mientras su brazo avanza hacia el frente con la punta del destornillador por delante, saliendo de improviso de la pantalla, pillando al espectador desprevenido, llegando casi hasta el ojo. La escena solo dura unos segundos, pero hasta ese momento apenas había grandes emergencias.

La siguiente escena en grado de fuerza es hacia el final de la película, cuando salen los cazas para interceptar a un avión enemigo que sobrevuela los laboratorios. Uno de los cazas está repostando, mientras se ven las mangueras de combustible muy por delante de la pantalla. Otras escenas fuertes, también hacia el final, son las peleas de lanzallamas entre David Sheppard, Magog y Gog: el fuego avanza por delante de la pantalla en los lanzallamas de Sheppard y Gog. También hay efectos fuertes de chispas durante los ataques en el laboratorio de energía solar, con rayos de luz amplificada. Finalmente gente pasando por delante de la cámara y algunos objetos en las proximidades.

Resumiendo, una película bien hecha para la época y bien planificada para el tema del 3D. Aunque no cuenta con grandes emergencias durante todo el film, sí que las tiene en los momentos apropiados (donde el 3D puede surtir buenos efectos), mientras que en el resto la profundidad está muy bien definida. Precisamente esta desigualdad en la distribución de los efectos fuertes hace que la nota no suba a más de 7, pero esto no es un gran inconveniente, ya que los efectos se disfrutan más al pillar desprevenido al espectador.

Puntuación: (7/10)

★★★★★★★★★★