La tridimensionalidad de Independence Day: Contraataque es bastante buena, sobre todo si se tiene en cuenta que es una conversión. Su nota está entre el 8 y el 9; pero me decido más por un 8 alto, dado que no hay muchos pop up extremos. Aun así, hace un gran uso del espacio, con unas emergencias bastante amplias y constantes durante toda la película. Si la acción llegara a desarrollarse fuera de la pantalla más a menudo y de forma casi habitual, la puntuación alcanzaría el 9.

Ya desde el principio se notan las fuertes emergencias. Una especie de maraña de polvo y estrellas (creo que son galaxias) con una emergencia bastante fuerte (esto ya no sé si es visualmente correcto, pero queda bonito). Las naves pasando por delante de la pantalla. Si bien, en estas primeras escenas, las emergencias mas fuertes (sobre todo las de las naves) parecen casi planas. La verdad es que es una película que se disfruta mucho. En las escenas de lucha, en las que intervienen las naves, la acción se sitúa muy cerca del espectador. Si bien son los detalles periféricos los de mayor emergencia, también hay detalles principales que cuentan con fuertes pop up. Pero estos pop up son de tipo espacial, más que efectista.

Sobre los tráileres que pusieron poca cosa que añadir a lo dicho otras veces; ya que si no se supiera de antemano que la película se iba a proyectar en 3D, como los tráileres se proyectaron en 2D, apenas había diferencia con una sesión 2D. Lo único decir que es una pena que esta película, en determinados cines, solo cuente con una única sesión 3D por día; ya que de las que se proyectan actualmente en tres dimensiones, es la que mayor efecto tiene, yo diría que muy por encima de Warcraft: El Origen.

Puntuación: (8/10)

★★★★★★★★★★