Muchas veces los tráileres sirven para ver la diferencia entre la tridimensionalidad de varias películas; e incluso para saber que si los efectos 3D no se notan mucho no es un problema de la proyección, sino de la película.

En este caso había una diferencia abismal entre la tridimensionalidad de los tráileres de películas como Cazafantamas o el del film de Marvel Doctor Extraño y la película Dioses De Egipto.

Aunque la presentación de Entertainment One hacía presagiar que la película iba a tener una gran tridimensionalidad, luego no fue así. En cierta manera recuerda un poco a la tridimensionalidad de Immortals. Es una de esas conversiones que tienen muy poca salida. El pop up más grande fue cuando Horus extiende el brazo para darle a Bek el brazalete de Hathor, con el fin de que pueda entrar en el mundo de los muertos.

Lo cierto es que la tridimensionalidad de Buscando A Dory es mejor que la de Dioses De Egipto. Tiene profundidad, pero le cuesta horrores tener emergencias. La puntuación es un 6 bajo. Además, en unas pocas escenas hay algo de ghosting (la vi con el sistema Masterimage, pero en RealD me imagino que también se notará).

La historia no es aburrida, pero podía estar mejor; es la típica del regreso del rey desterrado, con la ayuda de un antihéroe. Aunque pueda resultar agradable de ver en 3D, si se ve en 2D tampoco se pierde gran cosa.

Puntuación: (6/10)

★★★★★★★★★★