Todos los proyectores DLP-3DReady emplean el sistema DLP-Link para el visionado de películas 3D, mediante gafas especiales universales (valen para todos los proyectores DLP-3DReady).

El sistema DLP-Link emplea unas gafas activas más complejas que las de emisor infrarrojo o las más modernas vía radio. No emplea un emisor infrarrojo para sincronizar las gafas, sino que se envía un frame blanco especial para el sincronismo. Esto complica un poco su diseño pues; mientras que las gafas activas normales solo tienen que alternar la lente que se queda en negro; las gafas DLP-Link tienen que poner en negro ambas lentes cuando se reciba el frame de control, para evitar verlo.

En general el sistema DLP-3D no respeta la fase estereoscópica (que vista va primero, la izquierda o la derecha), sino que se envía según cuadre. Esto puede hacer que una misma película se vea unas veces bien y otras con la fase invertida. Para evitar esto normalmente el menú de los proyectores tiene una opción para invertir el 3D (aunque no es posible cambiarlo en algunos modelos). Existen gafas que tienen un botón de inversión de la fase. En el resto solo queda probar y probar, hasta que se vea bien. Las gafas activas normales con emisor externo si respetan la fase estereoscópica.

Otro problema del sistema DLP-Link es que en los proyectores con el sistema Brilliant Color (un sistema que añade el blanco y amarillo al patrón estándar rojo, verde y azul; con el fin de obtener colores más vivos) es que en el modo DLP-3D la componente amarilla de la rueda de color deja de funcionar, mientras que el blanco se utiliza para el sincronismo. De esta manera, el color en el modo DLP-3D pierde un poco de matiz, por lo que mucha gente desactiva el modo DLP-3D para utilizar el proyector con gafas activas de emisor infrarrojo/radio frecuencia.

No obstante a lo anterior yo aconsejo utilizar el modo DLP-3D, incluso con gafas de emisor externo, por los siguientes motivos: el primero que, salvo que el proyector sea una castaña, la perdida de matiz de color no es tan grande como cabria esperar (Color Safe II y Color Boost II+); y lo más importante, el modo DLP-3D prácticamente suprime el efecto arcoíris de los proyectores DLP de un solo chip DMD.

El chip DMD es una pastilla que controla unos microespejos integrados en ella, y que son los que forman la imagen, reflejando o no la luz. En los proyectores DLP con un solo chip este ha de funcionar secuencialmente para formar las imágenes en un solo color cada vez, según la posición de la rueda de color. Por eso es muy importante no moverse demasiado rápido mientras se tiene la vista fija en la pantalla. Si se gira la cabeza o se pestañea demasiado rápido, en las zonas blancas se puede notar una sucesión de colores, como si fuera un arcoíris. Los proyectores profesionales utilizados en los cines digitales emplean un chip para cada color, por lo que no tienen efecto arcoíris.

¿Se podrían usar las gafas DLP-Link juntamente con otras gafas de emisor de infrarrojos? En principio sí, puesto que el sistema DLP-Link no utiliza luz infrarroja para nada. Pero esto es únicamente cierto para las gafas más caras, ya que los sensores de luz deben tener una protección efectiva contra los rayos infrarrojos, que son visibles para los más baratos que no cuentan con dicho filtro, pudiendo deslumbrar momentáneamente al sensor, que los identificaría erroneamente con la señal de sincronismo. Las gafas G15-DLP al ser tan baratas no cuentan con filtros infrarrojos en el sensor, así pues son susceptibles de sufrir interferencias, no pudiéndose usar juntamente con otras gafas activas normales.

Yo antes de comprar el proyector DLP-3DReady que tengo actualmente, disponía de un sistema para ver 3D mediante las gafas activas de Edimensional y el Virtual Fx 3D Tv Converter, con el que podía ver películas 3D grabadas en DVD mediante el sistema Field Sequential 3D. Aún no existían las televisiones 3D y de aquella era lo mejor para ver 3D de forma económica. Así que cuando compre el proyector, en vez de invertir dinero en unas gafas DLP-Link, decidí usar las que ya tenía de Edimensional, sin nada más que adquirir un kit para ordenador. De esta forma pase de ver 3D a los molestos 50Hz de la tele, a los agradables 120Hz del proyector.

Las gafas de Edimensional son algo caras, sobre 30 euros, depende de donde se compren y si vienen con más accesorios. Pero últimamente el precio de las gafas DLP-Link ha caído en picado; lógicamente también las prestaciones y accesorios adicionales, pero como lo importante son las gafas, el resto de cosas sobra. Así que me decidí a probar unas gafas G15-DLP, que son las más baratas (sobre 10 euros o menos). Compre 2 por Ebay, pero como dice el refrán lo barato sale caro.

embalaje exterior

Me las enviaron desde china, sin marca y que teóricamente habían pasado el test de calidad del inspector 8360 QA PASS, según indicaba un cartón triangular. Menudo cachondeo los controles de calidad chinos. Las gafas eran defectuosas y encima las dos con el mismo fallo, como para fiarse de que el vendedor te envié otras nuevas y funcionen correctamente. Suena más bien a vendedor de material semidefectuoso, que vende todo aquello que no supera el control de calidad principal del fabricante, como una especie de marca blanca. Encima, tardaron casi un mes en llegar.

El plástico de la montura de las gafas no es muy fuerte y te puedes cargar las patillas si las montas a lo bruto. Con mucho cuidado pueden llegar a durar bastante, aunque por si acaso lo mejor es desmontar y montar las patillas lo menos posible. Funcionan a la mitad de voltios que las de Edimensional, aunque las baterías son un pelín más grandes. En la caja vienen 2, aunque solo se usa una. Luego está el detalle de incluir una gamuza y una funda (que a menos que se desmonten las patillas no sirve). No son recargables.

embalaje interior

Al principio las patillas suelen estar un poco duras para montar, pero luego ya casi entran solas. Pero eso sí, hay que meterlas con un cuidado extremo para no cargárselas. El compartimento de la batería también es un poco endeble, hay que tener cuidado de no quedarse con la puerta en la mano, pues se sale fácilmente, aunque luego es fácil de meter. La batería encaja a presión en la puerta, que al cerrarse la posiciona frente a los contactos.

Una cosa positiva es que el botón de power es más fuerte que el de Edimensional, además incorpora un led que informa del estado: encendido, apagado, batería baja. Son bastante cómodas.

gafas montadas

La primera prueba la realice con el 3DFury, en un principio bastante bien, hasta que de repente se pierde el sincronismo de las gafas, para recuperarlo al cabo de unos segundos. Durante la perdida de sincronismo la sensación es la de un page-flip, es decir, están continuamente cambiando entre vista izquierda y derecha. Otras veces la falla es que no se elimina el frame de sincronismo y se ven como colores oscuros, rojos, verdes, etc. Todo ello tiene que ver con el circuito de sincronismo.

La segunda prueba la hice con el ordenador, con igual resultado, aunque aparentemente tarda un poco más en fallar, pero falla igualmente. Al utilizar un ordenador hay que tener en cuenta si la tarjeta gráfica es compatible con 3D. En particular, si se usan las gafas de Edimensional, ya que estas gafas funcionan incluso con tarjetas gráficas que no son compatibles con 3D, mediante la conexión de una mochila especial (el dongle) que provee a la tarjeta grafica de un hardware específico para 3D y una salida VESA para poder conectar el emisor de las gafas. Esto limita un poco la capacidad 3D del hardware, ya que solo funciona mediante el sistema de líneas entrelazadas, pero es mejor que nada.

Así que, si no tenemos una tarjeta compatible con 3D, habrá que enchufar el dongle de Edimensional y usar el software de activación de la mochila. Si la tarjeta gráfica tiene soporte para 3D, será suficiente con activar el modo 3D en el controlador de la tarjeta. En el caso del 3DFury, al ser un hardware especial para 3D, con conectar directamente el proyector y seleccionar el tipo de 3D (SBS/TAB/Auto) es suficiente.

Además de a las gafas, el fallo podría deberse a las baterías o al proyector. Pero en la prueba que hice más adelante con otras gafas compradas en Amazon, de la marca Andoer, quedó descartado que la falla se debiera al proyector. Las baterías tampoco tenían la culpa, pues estaban bien de tensión y probé con otras nuevas.

Las gafas aparentemente tienen memoria del sincronismo, una vez desactivado el modo DLP-3D, las gafas continuaron operando al menos durante 30 segundos o más. Como el proyector aunque se desactive el modo 3D sigue recibiendo datos en 3D, casi se ve bien, excepto en algunos fallos al eliminar un inexistente frame de control.

El proyector puede ser muy bueno para el tema del 3D (que haga rápidamente la alternancia de vistas estereoscópicas), pero puede fallar al enviar el frame de sincronismo para las gafas DLP-Link. El modo DLP-3D únicamente sirve para activar el envío de esa señal. El proyector siempre puede funcionar con vídeos 3D, independientemente de la resolución y frecuencia de refresco. La exigencia de un modo de 1024×768 pixeles y 120Hz de refresco es únicamente para poder enviar el frame de control a la gafas DLP-Link.

En Amazon venden unas gafas G15-DLP de la marca Andoer, siendo las críticas de los usuarios muy buenas y una en concreto, en la que dicen que estas gafas no pierden el sincronismo. Las gafas solo costaban unos pocos euros más que las de Ebay, así que pedí unas para probar. La sorpresa fue por partida triple. Primero me las enviaron al día siguiente, y que conste que había especificado envío normal. La segunda es que las gafas eran idénticas a las de Ebay: no tenían marca (lo de Andoer lo inventaron los de Amazon); el mismo envoltorio con todos los detalles, incluido la cartulina triangular del inspector 8360. Pero la tercera sorpresa y la mejor de todas fue que, efectivamente esas gafas no eran defectuosas y funcionaban correctamente con el proyector.

Con esto último quedaba descartado un problema con el proyector, pues hice pruebas cruzadas cambiando de unas gafas a las otras, y el resultado siempre el mismo: las de Amazon ni un solo fallo, las vendidas en Ebay fallaban más que una escopeta de feria.

Conclusión: merece la pena gastarse más dinero y comprar en Amazon que no a alguien que vende por Ebay desde China. Si unas gafas DLP con baterías a plena carga pierden el sincronismo dentro del radio de acción es porque son defectuosas. Si fueran incompatibles con el proyector nunca conseguirían sincronizarse con él.