Para poder ver 3D en casa no se necesitan enormes aparatos, ni nada muy costoso. Ya no es necesario disponer de un ordenador para hacer todo el trabajo de adaptación del vídeo al proyector/monitor. En el ejemplo que vamos a ilustrar aquí, lo más grande y costoso es el proyector, y apenas llega a los 400 euros. No hace falta ninguna pantalla especial, se puede proyectar sobre la pared e incluso sobre azulejos, siempre que estos sean blancos, sin ningún tipo de decoración.

comparación de tamaño de los distintos elementos necesarios para poder ver películas en 3D

No hace falta complejos, ni caros reproductores 3D; con uno que reproduzca archivos normales basta, siempre que estos estén en formato SBS o TAB (arriba y abajo). Un aparato especial, el 3DFury, de menor tamaño que la palma de la mano, se encargara de transformar y adaptar ese formato al proyector y del sincronismo de las gafas.

Como reproductor de ficheros he utilizado un simple Android TV Box (un Smartee dual core de SPCinternet). Para el tema del 3D se podría haber utilizado uno más potente, como por ejemplo un quad core como el M8S, o un octa core como el R8; pero realmente no es necesario para nada, ya que va a ser el 3DFury el que se encargue del tema tridimensional, limitándose el Android TV a reproducir los ficheros.

Se podría incluso usar dos Android TV (uno como servidor UPNP conectado a un disco duro externo y otro como cliente), utilizando para el streaming de vídeo unos PLC, mucho más estable que emplear Wifi. Pero basta con tener el fichero en un lápiz USB.

Únicamente necesitaríamos dos enchufes: uno para la fuente de alimentación del Android TV y otro para conectar a la corriente el proyector; ya que el 3DFury recibiría la alimentación por un cable mini-USB enchufado a uno de los dos conectores USB del Android TV, el otro se emplea para la memoria USB donde estaría la película.

3DFury en el blister

El 3DFury es un equipo bastante completo, puede convertir un reproductor normal en tridimensional, pudiendo transformar una conexión HDMI en RGB/YUV tipo D de 15 pines, como la empleada en los antiguos monitores de ordenador. Además dispone de salida dual óptica/jack estéreo de audio; no siendo un problema que el audio venga por HDMI. También se puede emplear dos proyectores, utilizando cada uno un 3DFury, uno con la imagen derecha y el otro con la izquierda.

Se le puede configurar para que su salida sea 720p60, 720p120 o 1080p60, lo que lo convierte en el hardware ideal para los proyectores 3D Ready, que operan a 120Hz. En nuestro caso, un ACER X1230PK, de resolución nativa 1024×768. Las gafas a usar son las de Edimensional, enchufando el emisor directamente al 3DFury, sin necesidad de usar el dongle de Edimensional, ni su software de activación de gafas (que solo vale para Windows), encargándose el 3DFury de todo. Lógicamente necesitamos un proyector 3D, dos proyectores, o un monitor/pantalla 3D; pero para reproducir los archivos podemos usar lo que nos venga en gana. ¡Con que reproduzca el fichero de vídeo tal cual ya vale!

conexiones del 3DFury

Como se puede ver en la foto tenemos, de izquierda a derecha, el conector VESA DIN de 3 pines para el emisor infrarrojo de las gafas (o el emisor de radio de las gafas HDFury), una entrada de audio auxiliar y la salida de vídeo tipo D de 15 pines.

Por el otro lado tenemos la salida de vídeo HDMI, el emisor infrarrojo para las gafas HDFury, la entrada de vídeo HDMI y la salida dual de audio óptica/jack estéreo.

El conector mini-USB de alimentación está en uno de los laterales. Este conector sirve además para actualizar el firmware del aparato. En algunos casos, como por ejemplo en los modos que operan a 60Hz, puede ser suficiente con la alimentación obtenida por el cable HDMI, pero para los modos que operan a altas frecuencias es necesario conectar la alimentación por USB.

La configuración del 3DFury se hace, en parte, mediante un sistema de microinterruptores que tiene en la base del aparato. Estos interruptores se cambian con un clip especial terminado en punta (como los empleados para sacar las tarjetas SIM en los Iphone 5) que viene en la caja del aparato. Normalmente no hace falta cambiarla, excepto en algunos casos puntuales. Yo solo he tenido que cambiar tres: poner el número 1 en ON para seleccionar RGB, ya que si no se ve la imagen en verde; poner el número 4 a OFF para cambiar la profundidad de color (número de colores empleados), pues de lo contrario se veía en amarillo; y poner el número 7 a ON para que la salida fuera 720p120, así se activa el modo 3D en el proyector.

microinterruptores del 3DFury

Para el correcto funcionamiento se debe configurar la salida del Android TV a una resolución de 1080 líneas progresivas y 60 Hz de refresco (1080p60). En principio se puede suponer que la frecuencia de refresco (Hz) es la misma que la de imágenes por segundo (fps), pero en realidad son conceptos distintos, aunque en este caso concreto da igual.

Se conectará la salida HDMI del Android TV a la entrada Digital Input del 3DFury. El cable de audio, mediante una clavija jack estéreo, se conectará a la salida de audio D/A marcada con el dibujo de unos auriculares, y que está a la derecha de Digital Input. En el extremo opuesto del 3DFury se conectará, a la salida YUV/RGB, el conector tipo D de 15 pines, que llevará la señal de vídeo al proyector. En la salida Emitter, a su izquierda, se enchufará el conector VESA DIN de 3 pines del emisor infrarrojo de Edimensional. En el lateral situado ahora a la izquierda conectar un cable USB a mini-USB; la parte mini-USB se conectará a la entrada marcada como 5V 2A, y el otro extremo del cable se enchufará a uno de los puertos USB del Android TV.

Ahora solo queda conectar la memoria USB que contiene la película al conector correspondiente del Android TV, conectar el cable de vídeo al proyector, el cable de audio al equipo correspondiente (en este caso el proyector viene con altavoz, aunque no es la mejor opción, pudiéndose usar unos altavoces normales de ordenador) y la alimentación de los correspondientes equipos (proyector y Android TV; si se utilizan, entonces también la de los altavoces externos).

cableado del 3DFury

El orden de encendido de los equipos es: primero el proyector y después el Android TV. El 3DFury iluminará su logo en azul y el proyector nos informará, con un mensaje, que el modo 3D se encuentra activo cuando pasemos a dicho modo con el 3DFury.

A continuación y con el mando a distancia del Android TV buscaremos el gestor de ficheros. Entrar en el USB y seleccionar la película. Para este ejemplo he utilizado la versión 4 de Vamos A La Luna. Puede salir un mensaje pidiendo que se escoja una aplicación para abrir el vídeo y si se usará siempre esa aplicación, o solo una vez. Es importante escoger una aplicación que sea capaz de reproducir tanto el audio como el vídeo.

El 3DFury, en teoría, puede reconocer el formato tridimensional y activar el modo 3D. Pero en esta prueba no funcionó, en realidad no pasa nada puesto que se puede hacer uso del botón de activación del 3D (tiene 3 modos: automático, SBS y TAB).

Al pasar manualmente al SBS 3D, las vistas aparecieron desplazadas y no ocupaban el mismo origen en la composición de imágenes. Esto es incorrecto ya que deben superponerse una encima de la otra, ocupando los mismos marcos de imagen. Pero el 3DFury desplazaba verticalmente una con respecto a la otra. Este offset vertical (desplazamiento del origen) produce un parallax demasiado exagerado en el formato SBS (puede apreciarse en la foto la separación que hay en las dobles imágenes de los tapones de los tubos de ensayo). Aun así se veía bien, pero con la fase estereoscópica invertida. El problema es que con este hardware no se puede cambiar. Así que no tuve más remedio que girar las gafas, de forma que la lente derecha ocupara la posición izquierda.

prueba de proyeccion 3D

El brillo azul que se aprecia a la derecha de la imagen es producido por el logo del 3DFury al reflejarse en los azulejos. Debajo de la imagen se puede apreciar el reflejo de la luz del proyector. Y más abajo de este, dos puntos rojos, que se corresponden con los destellos infrarrojos del emisor de las gafas. Aunque los rayos infrarrojos son invisibles para el ojo humano, no lo son para la cámara, que puede verlos parcialmente.

Quien conozca las gafas de Edimensional, sabrá que ver una película con las gafas giradas no es precisamente muy cómodo, ya que en la posición central tienen como un escalón donde va el sensor de infrarrojos; y precisamente al girarlas hace que las gafas se eleven más, con lo que no hay más remedio que ponerlas un poco lejos de los ojos, casi en la punta de la nariz.

Esto me recuerda un poco a cómo vi la película en el cine, ya que fue la primera película en 3D digital que se proyecto en Asturias, en los cines Yelmo de Los Prados; en donde no supieron configurar los equipos y como única solución, aparte de que si dejabas de verla te devolvían el dinero, al resto de la gente que no se quiso ir le decían que giraran las gafas.

En el formato TAB el offset es horizontal y no produce una exageración del parallax (como en el caso del formato SBS), sino que desalinea las vistas horizontalmente, haciendo que una se ponga en una posición más alta que la otra. Esto produce enormes molestias, al ser muy difícil para el cerebro interpretar la imágenes. Por lo que no es aconsejable usar el 3DFury, en estas condiciones, para visualizar películas con formato TAB.

Conclusiones:

  • El 3DFury ofrece más luminosidad que el kit de Edimensional para ordenador, ya que el software de Edimensional oscurece algo la pantalla al activarse el 3D, cosa que no ocurre con el 3DFury.
  • El 3DFury ofrece mayor calidad de imagen que el kit de Edimensional para ordenador, ya que en este caso habría que usar el método de visualización Filas Entrelazadas, Línea Izquierda Arriba. Con esto la pantalla se llena de líneas, que se suelen notar especialmente en las letras, degradando un poco la imagen. Esto no ocurre con el 3DFury.
  • Posiblemente el protocolo usado por Edimensional en su emisor sea el contrario del estándar, de ahí que se vea con la fase estereoscópica invertida, tanto en SBS como en TAB. Las gafas de Edimensional no tienen botón para invertir las perspectivas.
  • Con el 3DFury hay que usar subtítulos estereoscópicos o un reproductor que pueda convertir los subtítulos a estereoscópicos.
  • Existe un desplazamiento de una de las perspectivas con respecto a la otra, que en SBS es vertical y permite ver la película sin problemas, en principio; pero para TAB es horizontal y marea muchísimo, por lo que no es recomendable para ver películas en ese formato.
  • Para visualizar películas en formato Arriba/Abajo con un hardware Android, es recomendable usar el MX Player y no el reproductor de vídeo que viene por defecto. VLC está muy bien para Windows y Linux; pero en Android, según para que se emplee, no es el reproductor más adecuado.