¡Feliz año nuevo a tod@s!

Definitivamente, en algunos cines, dejan las luces encendidas hasta que empieza la película; simplemente bajan un poco su luminosidad, cuando comienzan los anuncios. Eso está muy bien para los que llegan un poco tarde, aunque también puede ser contraproducente si las luces inciden en la pantalla.

Están anunciando una película en 3D muy buena, a juzgar por el tráiler, WarCraft: El Origen; basada en el popular vídeo juego. Es prácticamente el único tráiler tridimensional del que se puede decir algo, ya que el resto, incompresiblemente, los proyectan en 2D. Hay otra película a destacar; no por su tridimensionalidad, de la que no se sabe nada; sino por ser una nueva versión de Le Llaman Bodhi, se trata de Point Break: Sin Límites, que ya se ha estrenado el 1 de enero.

Sobre El Desafío, decir que tiene una buena tridimensionalidad, especialmente de fondo y algo de salida, aunque no mucho. Por ejemplo, en una escena de malabarismo con bolos, estos prácticamente no salen de la pantalla; se nota que están cerca, pero porque el resto de escena está muy adentro.

La escena de mayor efecto 3D, totalmente impresionante, se da cuando Philippe Petit está terminando de hacer su trayecto, por el trapecio del circo, y pierde el equilibrio; el cable de acero se ve oscilar a corta distancia y la pértiga, que se le suelta, parece que le va a caer a uno encima. Esa es la mejor escena 3D de toda la película. El resto apenas alcanza media altura. Pero lo bueno es que se nota que es 3D y a veces hasta hay una pequeña sensación de malestar, como si fuera uno mismo el que va en la cuerda floja.

Resulta interesante comprobar que los efectos tridimensionales pequeños se ven más fuertes desde las primeras filas, sobre todo en los laterales de las mismas; por ejemplo, situándose en el pasillo de salida de la sala.

No es una película para los que buscan efectos fuertes, excepto por la escena en la que el protagonista casi se cae. Pero aun así es interesante, ya que se notan los efectos 3D, en profundidad sobre todo y algo en cuanto a salida. La nota, por lo tanto, es un 7. La historia está contada en primera persona, narrada por el propio Philippe, y no es muy larga, unas dos horas, para pasar el rato.

Puntuación: (7/10)

★★★★★★★★★★