Antes de nada, pido disculpas por un error cometido en el comentario de la película Pompeya, al decir que era una conversión, cuando no lo es. Yo, para estas cosas, me baso en Real or Fake 3D, que les recomiendo. La única pega es que las películas se muestran, por años, en columnas, y hay que tener bien claro a que corresponden, para no meter la pata.

Y hablando de equivocaciones, en la entrada Hércules: El Origen De La Leyenda, la clasificaba erróneamente como conversión (lo siento), además, hay una inexactitud sobre la película que se estrenará este septiembre, Hércules, al decir que será en 2D. La película no fue filmada en 3D estereoscópico, pero, el tráiler del film la anuncia en 2D y 3D, supuestamente hecho en postproducción (la IMDB no menciona nada sobre el 3D y no figura en Real or Fake 3D).

Los dos estrenos de esta semana (Al Filo Del Mañana y Maléfica), según dicha web y a fecha de hoy, son conversiones (lo he comprobado varias veces, por si acaso).

No sé qué pasa con los tráileres, pero es como si estuviera de moda poner las versiones 2D en vez de los tridimensionales, al menos eso sucedió ayer, en Yelmo Cines Ocimax, con Transformers: La Era De La Extinción y Jupiter Ascending. Menos mal que proyectaron las versiones tridimensionales de X-Men: Días Del Futuro Pasado -con un impresionante 3D- y El Amanecer Del Planeta De Los Simios.

Nada más comenzar Al Filo Del Mañana se ve un error de conversión, las imágenes de televisión deben ser planas y sin profundidad alguna. Pues bien, se observa, a ratos, profundidad, incluso en las interferencias analógicas, que flotan por delante.

La profundidad es buena en la mayor parte del film, aunque en algunos momentos disminuye un poco.

La emergencia llega a ser muy fuerte, quizá demasiado, en los momentos de confrontación con los miméticos. Las peleas en el cine no salen muy claras con los movimientos bruscos, resultando difíciles de seguir en 2D, pero con una tridimensionalidad tan fuerte resulta imposible. Las personas que tengan problemas de sincronización visual pueden verse afectadas por ello, llegando a tener molestias, aunque, los que estábamos en la sala, no dimos muestras de ello. Sobre todo, la primera incursión en la playa puede ser muy agobiante.

El problema principal son los cambios bruscos de posición de cámara, creando un ambiente de peligro continuo, una gran inmersión en la acción, se ignora por donde vendrá el enemigo, siguiendo la visión del oficial Cage. Para un 3D tan fuerte es mejor que la cámara no se mueva tan bruscamente, como en la tridimensionalidad de Tiburón 3D: La Presa.

Pero no todo es malo, esta conversión ha conseguido que los sistemas polarizados (RealD y Masterimage) no produzcan ghosting, ante una tridimensionalidad tan fuerte. Y eso es algo que tiene merito.

Resumiendo: un 3D muy extremo, no apto para los que se marean fácilmente, mucho movimiento brusco de cámara, nada de ghosting.

La película podría ser merecedora de un 9 por su gran emergencia, pero, debido a los movimientos bruscos de cámara y a la disminución de profundidad, le rebajo la nota a un 8.

Puntuación: (8/10)

★★★★★★★★★★