Painted Skin 2: The Resurrectión es una gran historia, con una buena fotografía y escenarios, aunque unos pocos estén hechos de forma muy simple.

Las presentaciones de las compañías productoras prometen un buen 3D, aunque se quedan un poco cortas. Hay que destacar la de una rueda de engranaje mecánico, que se va acercando al espectador, esto quizá en el cine pueda resultar, pero en pantalla pequeña no, ya que, a medio camino se queda fuera de la pantalla, pues está hueca entre el perímetro y el eje. Las serpientes voladoras, o los meteoritos cayendo, son otro ejemplo de lo mismo, no producen un gran efecto emergente. Estas presentaciones recuerdan un poco, al comienzo de las mismas, a la de Walt Disney.

La cercanía de las imágenes deja mucho que desear, no se crea una sensación envolvente, se ven las cosas como en un túnel. Esto resta algo de credibilidad espacial a algunas escenas, como el ataque del oso, que apenas sobrepasa la pantalla, y al saltar Huo Xing por encima de él, para defender a la princesa Jing, se nota que esta por delante, en el límite de la pantalla. Las flechas lanzadas, en otras secuencias, se encuentran tímidamente fuera y paralelas a ella.

Son los elementos periféricos, los que presentan mayor emergencia (no mucha), indicando que ciertas personas u objetos están por delante de otros, que se encuentran en primer plano. Es una emergencia muy irregular y variable, por citar alguna escena, cuando los partidarios del general Huo Xing abandonan la ciudad, rindiéndose ante los seguidores del príncipe de Tian Lang, sus carros pasan detrás de unas empalizadas, que apenas emergen de la pantalla.

El abismo helado, donde está encerrada Xiaowe (la zorra demonio), con el plano girando dentro del bloque de hielo, se muestra bastante bien en cuanto a profundidad, pero con fallos en la emergencia de las aristas más cercanas.

Así pues, no se trata de un 3D de gran salida, aunque esta existe, pero es muy variable y arbitraria. No obstante, la profundidad es correcta y no existen escenas 2D. La historia, su desarrollo, la interpretación, la ambientación y los efectos son, en general, bastante buenos, pasando la tridimensionalidad a un segundo plano, lo que permite disfrutar de la película.

No recomendable para los que prefieran algo más fuerte. En este sentido, es mucho mejor Flying Swords Of Dragon Gate, también conocida como La Espada Del Dragón.

Le doy un 6 por la correcta profundidad de las escenas.

Puntuación: (6/10)

★★★★★★★★★★