Buscando A Nemo no es una conversión, pues originalmente se creó en 3D, como prácticamente todas las películas de Pixar. No obstante, hay que distinguir entre 3D y estereoscópico.

3D o 3D CGI es un tipo de diseño, en el que no se trabaja con puntos, como en 2D, sino con texturas (una agrupación espacial de puntos que se mueven conjuntamente, como si de uno solo se tratara, pero, con formas geométricas). Así, basta definir un objeto, para luego obtener toda clase de vistas del mismo, desde diferentes zonas de visión, creando sensaciones de profundidad, dependiendo de donde situemos la cámara virtual.

En el 3D estereoscópico, se consigue el efecto profundidad, partiendo de dos imágenes distintas, captadas desde la misma posición, pero con una ligera separación la una de la otra, de tal forma que, ambas vistas, convergen en el mismo punto.

El 3D CGI está orientado a imágenes 2D, aunque es muy sencillo obtener la versión estereoscópica. Con el 3D estereoscópico basta con quedarse con una sola de las dos imágenes, para la versión 2D.

Lo bueno de compañías como Disney o Pixar es que siempre lo guardan todo. Disney trabajaba con dibujos en transparencias plásticas, poniendo unos encima de otros y filmándolos, de esta forma se puede simular profundidad, alejando o acercando los plásticos y filmándolos con otra cámara adicional. Pixar, únicamente necesita el máster CGI para obtener la versión estereoscópica.

Los 3D de Disney quedan como aplanados, debido a lo anterior, aunque luego se pueden suavizar en postproducción. El problema de los de Pixar, es que, al ser una tridimensionalidad pensada para ver en dos dimensiones, casi no tiene las estridencias de los estereoscópicos, pues no causarían mucho efecto.

Antes de la película, proyectan el corto Fiesta Saurux Rex (aguafiestas rex) que, sin ser una maravilla, tampoco está mal.

La diferencia de Buscando A Nemo con los tráileres que pusieron previamente (Epic: El Reino Secreto, Gru – Mi Villano Favorito 2, etc.) es que tienen mucha salida frontal, cosa que en 2D, por mucho que se esfuercen, ni se va a notar.

Aún así, si nos acercamos a la pantalla, sin miedo, el 3D cambia radicalmente, Buscando A Nemo no es una película para ver, sentándose muy atrás. Hay que fijarse en la altura de la pantalla, cuando el campo de visión englobe al máximo su altura, sin llegar a salirse de la vista, o, excepcionalmente, en la fila central; entonces estaremos sentados correctamente para disfrutar al máximo de la película.

Al desarrollarse la película prácticamente dentro del agua, limita un poco la salida, pues, para hacerla real, todo debe estar detrás del agua. Pero en los viajes de Ray, la raya maestro, todos los alrededores marinos se ven con gran salida y profundidad, aunque dure solo unos segundos. Un 3D natural de gran salida periférica, ya que la acción principal suele situarse en la zona de convergencia, con la excepción, quizá, de cuando Dory y Marlin huyen del pez de las profundidades, o la persecución de Bruce, el tiburón.

Tengo un mp4 chino Onda, con tecnología de Rockchip, de esos que se compran por Ebay, que reproduce videos Xvid con sonido mp2, y que venía con un corte de la película (que comenzaba con Darla, la sobrina del dentista, golpeando con el dedo el acuario), el único video que reproduce bien, ya que el resto salen con el sonido desfasado. Cada vez que veo ese trozo, me acuerdo del dispositivo. De esa secuencia, lo que mola, en el cine, es, que hasta se ve la huella dactilar del dedo en la pared de cristal.

El sonido también es muy bueno, marcando la diferencia de cómo se oye en casa.

Lo peor: la mala planificación que hacen los cines para sus carteleras, es increíble que haya gente que quiere ver estas películas y no pueda, al no encontrar el horario adecuado. Encima, algunas salas juegan al escondite con la película, poniéndola un día sí y otro no. O peor aún, 4 días en 3D y el resto en 2D, ¿no se supone que la novedad es verla en 3D? Yo, para verla en 2D, me quedo en casa. Por no hablar de otros cines, en los que únicamente la ponen en 2D, y gracias, que hay quien ni la pone.

En Asturias: en Artesiete no la ponen; en Cinesa la pusieron solo hasta el domingo; en Cinebox los primeros días no, pero ahora únicamente en 3D; y en Yelmo Cines, el miércoles en 2D y 3D, el jueves en 2D, el viernes en 3D, sábado y domingo en 3D y 2D, y la semana que viene en 3D.

Pero aún puede ser peor, en Cataluña, por ejemplo, la versión 2D, agárrense, a 11€, ni que fuera IMAX.

En fin, como cuesta lo mismo verla en 2D que 3D, mejor verla en 3D, mola porque los personajes salen con profundidad; no paguen más de 4,5€ por verla (Yelmo Cines o Cinebox); y para disfrutar más del 3D, acérquense a la pantalla, o sitúense a media altura.

Y… sigue nadando…

Puntuación: (5/10)

★★★★★★★★★★